turismo rural
miextremadura
turismo de extrellas
MUJER EXTREMADURA
  • 07 Oct 2022

Políticas extremeñas celebran el 8M

Marta Pérez: "Afronto el 8M convencida de que la igualdad es una lucha y causa de todos"

"La mujer extremeña en particular, como los extremeños en general, tienen que alzar la voz para dejar de ser consideradas ciudadanas de segunda".

María Gallardo Jiménez

08 March 2022 | Publicado : 16:41 (08/03/2022) | Actualizado: 11:22 (10/03/2022) | Fuente: www.regiondigital.com

"Llevamos décadas dejando escapar el talento". Así de tajante se muestra la portavoz de Igualdad en el Grupo Parlamentario Ciudadanos Partido de la Ciudadanía (Cs) en la Asamblea de Extremadura, Marta Pérez Guillén, quien considera que a la mujer extremeña "le falta una región que logre converger con el resto de comunidades autónomas".

Solo así, según palabras de esta emeritense de 33 años, "sería capaz de garantizarle el contexto socio económico y cultural adecuado que le permita ser lo que quiera ser; en su tierra o fuera de ella, pero sin que lo segundo sea una obligación y sea una opción".

Igualmente, en una conversación con Regiondigital.com con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, cree que en estos momentos, en Extremadura, "hay muchas asignaturas pendientes en cuanto al empleo".

Eso sí, no solo le preocupan las cifras de desempleo, sino también la brecha laboral y la precariedad de estos. Para ello, cree "fundamental cambiar la perspectiva de las políticas de empleo". Una situación que "se complica aún más cuando eres mujer joven".

- Tras la crisis sanitaria que se vivía por estas fechas el año pasado en Extremadura y el resto de España a causa de la pandemia por la Covid-19, ¿cómo afronta este año la celebración del 8M?

M.P.: Como cada año. Convencida de que la igualdad es una lucha y una causa de todos. Aunque es cierto que en esta ocasión, con responsabilidad y respetando las medidas de seguridad propias de las concentraciones, las mujeres y hombres que participen en las manifestaciones volverán a parar las ciudades y los municipios con libertad.

Y sin olvidar que lo hacemos en un contexto de terror. De guerra en el que las mujeres vuelven a ser las más perjudicadas. Por ellas, hoy más que nunca hay que estar unidas.

- ¿Qué significa para usted participar en el acto institucional que celebra la Asamblea de Extremadura, como portavoz de Igualdad de su grupo parlamentario?

M.P.: En Extremadura sucede lo que en otros sitios hoy resulta imposible o más complicado por la existencia de discursos negacionistas o sectarios. En el Parlamento extremeño, liderado por una presidenta, por una mujer, los cuatro grupos políticos que conforman la Asamblea de Extremadura vamos de la mano en el acto institucional.

Somos capaces de dejar a un lado lo que nos separa por centrarnos en lo que nos une. Y hacerlo desde la unión es el mejor ejemplo que podemos ofrecer a las extremeñas y extremeños. Y poder darles voz es todo un orgullo.

- ¿Por qué cree que tiene que alzar la voz la mujer extremeña?

M.P.: Porque si de algo estamos convencidos es de que España es uno de los mejores países para ser mujer, y más tras los acontecimientos de los últimos años. Como también que Extremadura es una de las regiones que más difícil nos lo pone.

La mujer extremeña en particular, como los extremeños en general, tienen que alzar la voz para dejar de ser consideradas ciudadanas de segunda. Merecen las mismas oportunidades en el desarrollo de sus proyectos de vida que las mujeres que viven a 300 kilómetros.

- A su juicio, ¿qué le falta todavía a la mujer extremeña para lograr equipararse con las del resto del país?

M.P.: Le falta una región que logre converger con el resto de comunidades autónomas y sea capaz de garantizarle el contexto socio económico y cultural adecuado que le permita ser lo que quiera ser. En su tierra o fuera de ella, pero sin que lo segundo sea una obligación y sea una opción. Llevamos décadas dejando escapar el talento. 

- Según los últimos datos de desempleo en Extremadura, correspondientes al mes de febrero, de los 94.270 desempleados que hay en la región, el 62,5% son mujeres. ¿Qué medidas cree usted que hay que activar para cambiar de una vez por todas estas cifras?

M.P.: Hay muchas asignaturas pendientes en cuanto al empleo en la región. No solo nos preocupan las cifras de desempleo y la brecha laboral como la precariedad de los empleos. Para ello es fundamental cambiar la perspectiva de las políticas de empleo. Los planes de empleo, con los que sobreviven extremeñas y extremeños, te devuelven a la casilla de salida un año después. No funcionan.

Así, mientras se sigan aplicando las mismas políticas, seguiremos teniendo mujeres dependientes del sistema. Cuando lo que se debería garantizar es precisamente su independencia.

No obstante, la situación se complica aún más cuando eres mujer joven. Los datos de desempleo empeoran, al igual que los de emancipación, por ejemplo.

Por tanto, el foco de las políticas activas de empleo debería centrado en acabar con el suelo pegajoso al que estamos ancladas. La temporalidad de los contratos. En romper techos de cristal.

En que dejemos de ser una cuota, para ser visibles por nuestra valía. En que seamos atractivas para la contratación de las empresas y la maternidad no sea un hándicap para nuestras aspiraciones personales y laborales. Que los planes de igualdad sean una realidad en la práctica de las empresas extremeñas. Hay mucho por hacer y mucho que cambiar.

- El pasado 22 de febrero se conmemoró el Día de la Igualdad Salarial, una iniciativa con la que se pretende concienciar a la sociedad española sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres por la realización del mismo trabajo o por un trabajo de igual valor. De hecho, en el último informe del INE correspondiente a 2019, el salario anual más frecuente en las mujeres ascendió a 13.514,8 euros y representó el 73,0% del salario más habitual en los hombres, cuyo efectivo se situó en 18.506,8 euros. ¿Qué suponen para usted estos datos en pleno siglo XXI?

M.P.: Mientras las mujeres sigamos siendo las que asumamos el rol de los cuidados se nos seguirá resistiendo la brecha salarial. La pandemia ha provocado que demos pasos atrás en este sentido.

Estas cifras nos recuerdan que no podemos despistarnos. Que hay que romper con estos roles que nos lastran, y que tienen como consecuencia directa que al final cobremos menos.

- Usted, mujer del siglo XXI, diputada en la Asamblea, con familia, un hogar… ¿Cómo logra conciliar la vida laboral con la familiar?, ¿qué esfuerzo le supone?

M.P.: Eso me pregunto muchas veces. ¿Cómo lo hacen mis compañeras que tienen una familia? No puedo responder a esta pregunta tal y como me la plantea porque no tengo hijos. Pero sí me gustaría que cuando llegara ese momento pudiera decidir cómo afrontarlo sin que ello suponga renunciar a mis aspiraciones profesionales.

- Y, para finalizar, ¿qué logro –o a qué mujer- destacaría -desde el punto de vista de las políticas de igualdad o que crea usted que ha sido satisfactorio en este ámbito- que se haya producido de un año para acá?

M.P.: No podría quedarme con uno solo. Pero sí es cierto que tirando de los logros de la tierra me emocionó mucho que María Hernando fuera la primera mujer en vestir el traje de Jarramplas. Es un ejemplo de como las tradiciones no están reñidas con la igualdad. Es un ejemplo de la Extremadura que quiero y que me representa.

Como la España que baila y canta con Rigoberta Bandini y esa oda a las madres, que personalmente me entusiasma. La que reafirma su compromiso con el Pacto de Estado contra la violencia de género. 

OPINIÓN DE NUESTROS LECTORES

Da tu opinión

NOTA: Las opiniones sobre las noticias no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación por parte de un administrador del periódico.

NORMAS DE USO

1. Se debe mantener un lenguaje respetuoso, evitando palabras o contenido abusivo, amenazador u obsceno.

2. www.mujerextremadura.org se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas en este espacio corresponden a las de los usuarios y no a www.mujerextremadura.org

4. Al enviar un mensaje el autor del mismo acepta las normas de uso.